martes, 9 de agosto de 2011

Box: Jamie Cullum y los críticos de jazz.





Jamie Cullum acaba de pasar por Barcelona obteniendo un gran acogida entre público y crítica. Curiosamente ha tenido que sacar al mercado un trabajo con marcado acento pop, The Pursuit, para que la crítica especializada le dispensara, por primera vez, una calurosa acogida. Quizás sea que los críticos de pop son menos exigentes que los sesudos hombres de jazz...

Dice la crítica del último concierto de Cullum en Barcelona; "Cuando el cantante y pianista británico Jamie Cullum entró en escena, el mundo del jazz se dio cuenta de que Cullum era distinto a los demás. Y no por sus dotes como vocalista y pianista, porque ni la voz ni las manos de Cullum tenían -ni tienen- nada de extraordinario. Simplemente era un tipo que tocaba jazz pero al que le gustaban otras músicas. Músicas que le gustan a mucha gente. Rock, pop, soul, hip-hop, músicas populares. Y se le notaba. Eso era lo extraordinario. De sus gustos hizo su bandera, y gracias a esa facilidad para conectar el pop con el jazz, Cullum es hoy un artista con pase VIP en ambos mundos. Se codea con habituales de las listas de éxitos y al mismo tiempo es uno de los poquísimos músicos jóvenes que ejerce de cabeza de cartel en un circuito, el de los festivales de jazz, virtualmente copado por los veteranos. De Twentysomething, el disco que le lanzó a la fama, a The pursuit, publicado hace un año, han cambiado pocas cosas de fondo. Jamie Cullum ha ganado oficio, confianza y audacia, y a cada nuevo álbum se parece más al músico que se intuía que quería ser en realidad: el entusiasta de los estándares de Cole Porter, pero también el fan de Radiohead, el cantautor sensible, el productor ingenioso y el melómano puesto en música negra."

Aprovechando la circunstancia hemos decidido publicar una Box dedicada a Jamie y que contiene los que en nuestra opinión son algunos de sus mejores temas. Una buena oportunidad para conocer algo más sobre el último fenómeno del jazz... o quizás sea del jazz fusion? No, no, como funciona seguro que es del pop... En fin, ya nos contaréis...

Jamie Cullum es, desde hace ya algún tiempo, el artista de jazz inglés más exitoso de la historia. Quizás sea por esta razón que Cullum no ha recibido buenas críticas a pesar de sus dos trabajos previos a su reciente "The Pursuit", “Twentysomething” y “Catching Tales” hayan vendido más de 7 millones de discos y sus conciertos sean, probablemente, los más divertidos y originales a los que se puede asistir en este momento. Estamos ante el mismo problema de siempre. Ya ha pasado en repetidas ocasiones y no por ello resulta menos absurdo.

Fantástica versión de "Wind Cries Mary", incluída en "Twentysomething". Resulta obvio el dominio del escenario de este chico, que entonces tenía 25 añitos.


En los años 80 se hablaba de "Los 3 traidores del jazz", haciendo referencia a tres figuras prácticamente indiscutibles actualmente como son Al Jarreau, George Benson y Grover Washington Jr.. Su problema? Simple y llanamente haber decido variar los arreglos tradicionales con el objeto de conseguir llegar a espectros más amplios y, de paso, satisfacer sus gustos personales. Pero para los sesudos críticos de jazz, ahora y siempre, eso ha sido un sacrilegio. No importa el como, pero salirse de las “estrictas” normas del jazz tradicional no parece bien visto, al menos si pretendes obtener buenas críticas. Me da la impresión de que en el afán de preservar la estructura musical clásica se olvidan de lo esencial. El jazz, como lenguaje musical tiene, por definición un latitud muy amplia y se encuentra en constante transformación. A diferencia de otras músicas modernas, el jazz es simbiosis. Y Jamie Cullum entiende eso a la perfección. Su voz no es académica, desde luego, pero canta realmente bien y dispone de muchos y variados recursos para minimizar sus carencias (acaso la voz de Frank Sinatra era excepcional desde el punto de vista técnico?). No es el mejor pianista de jazz, tampoco Jobim era un gran pianista, pero el arte no va de eso, amigos, ya que resultaría tremendamente reduccionista concluir que para que un jazzman sea bueno, debe tocar de forma excepcional y tener una voz academicamente irreprochable.

Mind Trick, compuesta por Cullum y su hermano Ben para "Catching Tales". Un tema para divertirse


La música es un arte y el arte es para los artistas. Un excelente intérprete puede no ser un buen músico y un gran músico puede ser limitado en la interpretación.
Cullum es un músico excelente, canta bien, toca el piano a buen nivel y tiene la cualidad de comunicar todo ello de forma excelente. Pero los críticos afirman que Cullum hace demasiadas “monerias” en el escenario, y que lo hace con objeto de ocultar su presunta incapacidad. Y esa afirmación resulta aún más sorprendente ya que los directos de Cullum son realmente fantásticos. No sorprende que Cullum salte por encima de su piano al interpretar “Twentysomething”, pero para ello debes entender la letra del tema. Tampoco parece que sea una herejía que nos muestre como “samplea” sonidos en directo y los mezcle para componer el ritmo del siguiente tema a interpretar, o que se permita introducir algún track usando las maderas de su piano como percusión, o que baile con los temas más animados, o que se vacíe interpretando “Wind Cries Mary” de Jimi Hendrix y acabe exhausto estirado en el suelo del escenario. Todo ello es espectáculo y no resta ni un ápice a la calidad de su propuesta, bien al contrario, suma, aunque algunos prefieran verlo diferente en aras de la inalterabilidad de aquello que denominan pomposamente “jazz con mayúsculas”.

"Twentysomething", tema que da título a su excelente segundo trabajo. En su última gira, de paso por Barcelona, el cantantante decidió llamar a este tema Thirtysomething... los años pasan.


Lo triste es que probablemente los mismos que ahora afirman sin rubor que Cullum es un producto comercial decidan encumbrarlo dentro de unos años sin siquiera admitir su error. Pasó con los mencionados “tres traidores del jazz”, pasó cuando apareció el swing, luego con el cool y más tarde con el Be-Bop. Pero los críticos (algunos, no todos) no aprenden.

Cullum es mucho más interesante que otros artistas aparecidos en los últimos años y que pretenden compartir su mismo espacio musical. Gente como Diana Krall (con más producción que recursos musicales propios), Kurt Elling, Michael Bublé o el menos conocido Peter Cincotti, por citar sólo a los más reconocidos, se mueven ahí, pero ninguno de ellos es tan original e interesante como este inglés nacido en Essex el 20 de agosto de 1979, criado en Wiltshire, a quién Miles Davies introdujo para siempre el gusanillo del jazz.

Quizás no le han perdonado que comenzara su carrera tocando en pizzerías, cruceros o incluso en espacios públicos. O puede que el entorno del jazz se haya aburguesado en exceso. O que los críticos de jazz se quedaran anclados en los años 50. Sea lo que sea lo único que tenemos claro es que vale la pena seguir la carrera de
Mr. Cullum y para ello hemos decidido publicar una selección de algunos de los temas contenidos en los 5 trabajos que tiene en el mercado. A los gatos nos encanta la voz ronca de Cullum y esa simpatía innata que transmite. Parece que no somos los únicos ya que el actor y cineasta Clint Eastwood le escogió para componer e interpretar algunos de los temas de la banda sonora de Gran Torino, una de sus últimas producciones. Tiene mérito si tenemos en cuenta que Eastwood es un gran aficionado al jazz y que su hijo Kyle comienza a ser también un reconocido jazzman en su país de origen.



Esperamos que os guste.

Encontraréis link en comentarios.

Nota: Teniendo en cuenta que la discografía de Cullum es muy reciente y que sus trabajos son muy fáciles de encontrar en el mercado, hemos decidido incluir como máximo 3 temas de cada grabación. De su último disco, "The Pursuit" aparecido el año pasado, usaremos uno sólo de los tracks. Se trata de promocionar al artista, no de restarle clientes.

TRACKS

De "The Pursuit" (2010)

1-Just One Of Those Things
Porter


De "Catching Tales" (2005)


2-Mind Trick
Jamie Cullum, Ben Cullum

3-7 Days to Change Your Life
Cullum

4-Back to the Ground
Cullum, Hasrtcourt


De "Twentysomething" (2004)


5-These are the Days
Cullum

6-Singin' in the Rain
Brown, Freed

7-Wind Cries Mary
Hendrix


De "Pointless Nostalgic" (2002)


8-Too Close for Comfort
Bock, Holofcener, Weiss

9-Well You Needn't Monk
10-Devil May Care
Burke, Warren


De "Heard it All Before" (1999).
(Este primer trabajo de Cullum fue grabado de forma casi doméstica. Se pusieron tan sólo 500 ejemplares a la venta y actualmente ni siquiera consta en la mayoría de sus discografías)


11-Love for Sale
Porter
12-I've Got You Under My Skin
Porter



Jazzy

5 comentarios:

  1. Es que a estas alturas-y considerando los artistas que traen ciertos festivales"grandes"-tambien puede pensarse que los mencionados criticos han tenido que bajar el "liston".Con esos festivales que traen a LEE RITENOUR,KOOL AND THE GANG,TOMATITO o RUBEN BLADES no lo queda mas remedio...¿o tambien tocan o tocaron jazz ?

    ResponderEliminar
  2. Hola Mario,

    Es posible que los festivales hayan bajado el listón pero imagino que será por su profundo desconocimiento general de lo que se cuece por ahí. Hay grandes músicos a la espera de una llamada. Pero sinceramente no me parece bajar el listón el hecho de contratar a Lee Ritenour (un magnífico guitarrista que lidio con lo mejor del fusion y de la bossa nova), ni a Tomatito (recuerdas su Spain con Camilo?)ni siquiera a Ruben Blades, una persona muy próxima a alguno de los grandes nombres del latin. De acuerdo en que la presencia de una banda menor como Kool and the Gang no tiene justificación ninguna ya que son tan solo una deficiente imitación de los brillantes Earth, Wind & Fire (estos si tocaron jazz). Pero si tu pregunta es si Ritenour o Tomatito o Blades han tocado jazz alguna vez mi respuesta es SI a no ser que tengas una visión reduccionista del jazz.

    En cualquier caso me temo que eso tiene muy poco que ver con Jamie Cullum quien a pesar de tu comentario me parece un artista brillante. Para eso están los foros, no?

    Saludos
    Jazzy

    ResponderEliminar
  3. He visto un concierto grabado de él y me gustó mucho. ¿Era jazz, pop, funk, blues? Ni me lo planteé solo sé que me divertí y eso es lo que importa cuando tenemos garantizado el valle de lágrimas.

    ResponderEliminar
  4. Era todo ello Doc, todo ello junto y algo más. Cullum es un entertainer (ya se que no te gustan estos barbarismos. No es Oscar Peterson pero es mejor pianista de lo que la gente se empeña en creer, algo que suele pasar con demasiada frecuencia. Y cantar, canta muy bien aunque no tenga una voz académica (cantar bien y tener una bonita voz son dos conceptos que suelen confundirse). En mi caso, además me gusta su voz, me interesan sus letras y me divierte mucho su talante. Que más se puede pedir Krapp...

    Decirte también que tu última frase es tan cierta que se convierte en demoledora.

    Saludos Krapp, aprovecho para felicitarte por tu último post. Efectivamente me resultan muy divertidos, tanto como a ti, esos revolucionarios de estar por casa. Lamentablemente no se puede decir que el número de ellos sea residual. Una pena.

    Jazzy

    ResponderEliminar

Frecuentan nuestro tejado...

Rincones más visitados del tejado en el último mes...