lunes, 1 de agosto de 2011

"Carnaval" (1980) de Spyro Gyra. La cuarta grabación de la banda de Buffalo.




A mediados de los años 70s la escena musical de
Buffalo, localidad cercana a New York, estaba rebosante de creatividad. Grupos de todos los estilos musicales posibles se daban cita en los diversos locales nocturnos de la ciudad. Por aquellos entonces, dos viejos amigos , el saxofonista de Brooklin, Jay Beckenstein y el teclista Jeremy Wall, también de NYC pero que acababa de llegar de Los Ángeles, se reencontraron y decidieron montar una banda. Como no tenían repertorio se dedicaron a tocar versiones de clásicos de R&B hasta que un buen día, improvisando sobre bases rítmicas de grupos como “Weather Report”, “Earth, Wind & Fire” o “Marvin Gaye”, empezaron a crear un especial sonido que iba a ser el inicio de una revolución musical. Su secreto era la mezcla sin concesiones de todos los estilos musicales posibles, aunando una gran riqueza rítmica con un excelente sentido de la melodía y la armonía, algo de lo cual adolecían en aquel momento la mayoría de grupos de fusión, que se conformaban con experimentar y mezclar ritmos eludiendo melodía en beneficio de solos de gran calidad técnica pero frecuentemente carentes de alma.

Ese nuevo y especial sonido reportó a la banda una gran notoriedad a nivel local. Una noche antes de su primer concierto en el Jack Daniels de Buffalo, el dueño del local preguntó a Beckenstein cual era el nombre de la banda y este, recordando las clases de biología que había recibido en la escuela, le dijo “llámalo Spirogyra. Spirogyra es un alga marina de color verde intenso (cosa que probablemente inspiró las portadas de algunos de sus primeros trabajos). Pero la persona no lo transcribió correctamente y Spyro Gyra fue el nombre que utilizaría la banda hasta la actualidad.



En 1976 Jay Beckenstein se asoció con el bateria Richard Calandra y fundaron Amherst Records. Alquilaron un pequeño local, un mezclador de 16 pistas y con eso y pocos recursos más, editaron, dos años más tarde, 500 copias de “Spyro Gyra”, su primer LP. El mismo Beckenstein se encargó de repartirlas con su vehículo por todas las tiendas de discos cercanas. De repente se produjo el milagro y la pieza de apertura, “Shaker Song” se convirtió en un éxito en las radios locales.

Parte de un documental rodado en el año 1980 y que incluye imágenes de sus primeros conciertos y una entrevista a Jay Beckenstein. Interpretan aquí Shaker Song, el primer gran éxito de la banda.


Con tan rudimentaria producción “Spyro Gyra” vendería 70.000 copias de su primer trabajo. En esta primera grabación ya participarían algunos músicos que iban a ser importantes en el devenir futuro del grupo; el joven y excelente teclista Tom Schumann, y David Samuels, virtuoso del vibráfono y la marimba.

En 1979 llegaría su primera gran producción. Se llamaría “Morning Dance” (1979) y contendría algunas de las mejores y más originales piezas de la banda, como el propio “Morning Dance” que sería un gran éxito, “Song for Lorraine”, una mezcla irresistible de jazz y ritmos latinos o “Little Linda”, con idénticos ingredientes. La preciosa balada “It Doesn’t Matter” del guitarrista Chet Catallo (en mi opinión uno de los que más contribuyeron en la creación del sonido Spyro Gyra, a pesar de su corta trayectoria) pone, junto con “Rasul”, la nota más melódica de la grabación. El éxito “Heliopolis”, la interesante “Jubilee” (puro funk instrumental), la muy rítmica “Starbust” y “End of Romanticism” , probablemente el tema más flojo del disco, completan este impresionante segundo trabajo del grupo. “Morning Dance” fue un gran éxito y vendió más de 1 millón de copias. En la grabación participaron músicos de la talla de Michael Brecker (saxo tenor), Randy Brecker (trompeta), Will Lee (bajo) o el percusionista Gerardo Velez que había tocado con gente como Jimmy Hendrix (en Woodstock fue su primer concierto) o el grupo de funk, Chic.

Atención a estos rarísimos videos que hemos encontrado en la red. Las primeras formaciones de Spyro Gyra nos interpretan su gran éxito en dos clips diferentes. La banda nunca supero la cota de popularidad que le otorgó este tema que daba nombre a su segundo trabajo, Mornin' Dance.




Su siguiente trabajo fue
"Catching the Sun" (1980), del cual ya os hablamos en este espacio. La fórmula era la misma que en sus dos grabaciones precedentes; una irresistible mezcla de jazz aderezada con algunas gotitas de funk y de ritmos latinos al más puro estilo americano, consiguiendo un LP absolutamente encantador en el cual destacan "Catching the Sun" y "Here Again" de Beckenstein y "Autumn for Our Love" y "Safari" de Jeremy Wall, entonces las dos piezas angulares sobre las cuales giraba Spyro Gyra, pero también "Lovin' You (Interlude)" y "Lovin' You", dos temas en uno compuestos por el antes mencinado, el añorado guitarrista Chet Catallo y que se nos antojan un auténtico resumen que nos habla de la fuerza de esta memorable formación.

Ese mismo año la banda lanzó al mercado un nuevo larga duración, "Carnaval", precisamente el disco que hemos decidido acercar hoy al tejado.

"Carnaval"
(1980) es una colección de ocho interesantes temas, todos ellos, como de costumbre, originales escritos para la grabación con participación activa de la mayoría de los miembros estables de la formación, que en ese momento eran Jay Beckenstein, Jeremy Wall, Tom Schuman, Chet Catallo, Eli Konikoff , Gerardo Vélez y Jim Kurzdorfer. Además el disco contaba con la presencia de algunos reputadísimos músicos de sesión como Michael y Randy Brecker (al saxo y trompeta), Hiram Bullock (guitarra), Will Lee (bajo), Rob Mounsey (keys), David Samuels (marimba y vibráfono) o John Tropea
(guitarra) por sólo citar unos pocos.

En nuestro reproductor podéis escuchar tres de los temas que componen Carnaval, en nuestra opinión algunos de los más interesantes de este disco de 1980.


Spyro Gyra se encontraba en esa época en un periodo de enorme creatividad. Habían sido capaces de sacar 4 discos en cuatro años, siempre obteniendo un buen nivel de ventas y con una alta calidad a pesar de las críticas de los puristas, tan preocupados por defender la tradición sin apenas entender que el jazz es cambio en si mismo, por
pura y simple definición. Pero la realidad es que cuando se hablaba de fusion, las formaciones que siempre se llevaban las buenas críticas eran Weather Report y Return to Forever, además de la Mahavishnu Orchestra de John McLaulin y las bandas de Tony Williams, curiosamente la gran mayoría de ellos surgidos de la factoría de Miles Davis. Si me permitís un comentario personal os diré que en mi adolescencia, momento en el cual se grabó el trabajo que presentamos, llegué a pensar que un tema solo era bueno de verdad si no podía entenderlo en absoluto. Los críticos alababan el Bitches Brew de Davis o I Sing the Body Electric de Weather Report o las locuras de Passport o ... pero a la que el jazz disponía de una cierta melodía (si no hablaban de un standard, claro, eso ni tocarlo!!!) significaba que el tema era facilón y pensado para hacer dinero con posibles compradores de reducido bagaje musical. Incluso obras como Black Market o Heavy Weather, ambas del mejor Weather Report, fueron definidas por críticos de renombre como obras de marcado acento pop. Lo mismo sucedió con todos y cada uno de los discos de Spyro Gyra. Pero el tiempo, ese que pone a cada cosa en su sitio, ha pasado y la verdad es que ese sonido frio y agresivo que en algunos casos practicaban las primeras bandas de fusion no ha tenido tanta continuidad como el presunto pop de Spyro Gyra o el jazz funk de los Earth, Wind & Fire.

Después de Carnaval llegarían Freetime, Incognito y su brillante directo Access to All Areas, discos que cerrarían la etapa mágica de un grupo para el cual los años no han pasado en balde. Todo y así la banda de Beckenstein está actualmente celebrando los 35 años desde su primera grabación, el homónimo "Spyro Gyra", un trabajo que también podéis encontrar en este espacio.
Sirva este post como sincero y modesto homenaje.

Esperamos que os guste.

Encontraréis link en comentarios. Click Read More.

TRACKS

1-Cafe Amore
Catallo
2-Dizzy Konikoff, Schuman
3-Awakening Wall
4-Cashaça Beckenstein
5-Foxtrot Beckenstein
6-Sweet and Savvy Schuman
7-Bittersweet Beckenstein
8-Carnaval Wall

CREDITS

Jay Beckenstein Piano, Saxophone, Sax (Alto), Producer Jeremy Wall Conductor, Keyboards, Horn Arrangements, String Arrangements, Assistant Producer Tom Schuman Conductor, Keyboards, Horn Arrangements, String Arrangements Richard Calandra Producer Chet Catallo Guitar Eli Konikoff Drums Jim Kurzdorfer Bass Gerardo Velez Percussion Rick Strauss Guitar John Tropea Guitar, Guitar (Electric) Dave Samuels Marimba, Vibraphone Jonathan Abramowitz Strings, Cello Sanford Allen Violin Lamar Alsop Strings, Viola Crusher Bennett Percussion, Conga Michael Brecker Flute, Sax (Tenor) Randy Brecker Flute, Trumpet, Sax (Tenor) Hiram Bullock Guitar, Guitar (Electric) David Darling Cello Peter Dimitriades Strings Steve Jordan Drums Harold Kohon Strings, Violin Steve Kroon Percussion Will Lee Bass Jay Levy Strings Jesse Levy Cello Harry Lookofsky Violin, Concert Master Guy Lumia Strings, Viola Tom "Bones" Malone Trombone, Trumpet Rob Mounsey Synthesizer Matthew Raimondi Strings, Violin Allen W. Sanford Strings Peter Simitriades Violin
Richard Sortomme
Strings, Violin



Jazzy

15 comentarios:

  1. Buen homenaje para un grupo ligero, suave y sin demasiadas pretensiones.

    ResponderEliminar
  2. Hola Doc. ves como unas pocas palabras tuyas pueden ser tan polémicas como un texto mio de 3 folios? Y luego me llamas polemista...

    No creo que sea ni ligero, ni suave ni sin pretensiones. Creo que es buena música que simplemente no intenta parecer lo que no es. Es fusion americano en estado puro. Te puede gustar o no, pero esa tendencia a despreciar la melodía que remarco en el texto era tan habitual que llegó a cansar. A veces no sabías si estabas escuchando un tema o era una improvisación grabada sobre un ritmo prefijado, todo ello aderezado con excelentes músicos. Spyro Gyra huyeron de eso, el problema es que al final quizás se fueron demasiado lejos.

    Saludos Krapp,
    Jazzy

    ResponderEliminar
  3. Respetable música para una terraza en tarde de verano, Dizzy. El propósito de tocar fragmentos musicales teóricamente aleatorios sin una melodía base, tal como señalas, era una pretensión consciente y libremente elegida por los grupos de fusión. Una idea inspirada en el free jazz de Ornette Coleman o Cecil Taylor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Doc, por tu nota y aun mas por confundirme con el gran Gillespie.

    Lo dicho amigo, tu si eres un polemista nato.

    Llamaras como quieras al contenido de tu mensaje pero lo cierto es que tiene un nombre y muy concreto; prejuicios. Conozco bien la idea de que esos grupos estaban inspirados en el free de Coleman, Taylor y otros como Davis, Carla Bley, Charlie Haden, Barbieri (su Obsession es simplemente delirante). No soy un neófito y se bien que la lista seria larga y llena de ilustres, quizas demasiado y que no se puede criticar a esos nombres tan selectos porque corres el riesgo de ser excomulgado. Todos sabemos que si Davis hace pop, el pop es muy bueno pero que si eso mismo lo hacen Jarreau o Benson es porque son unos peseteros capaces de vender el jazz (y a su madre) por dinero. Y tambien se que en cierto modo (y solo en cierto modo) el fusion practicaba la improvisacion de forma consciente y con total libertad. Pero todo ello significa que fuera esa corriente necesariamente buena?. Por que es eso mejor que una obra bien trabajada no solo desde el aspecto ritmico sino tambien desde el melodico? Que problema tienen las buenas melodias, vengan de donde vengan sea el pop, el jazz o la batucada?. Lo siento Doc pero son prejuicios, prejuicios y mas prejuicios.

    Por otro lado no entiendo bien eso de musica para una terraza en verano. La musica de Spyro Gyra no difiere tanto de la de Earth, Wind & Fire, o Jorge Dalto, o George Benson, o Al Jarreau. Ni siquiera de la del idolatrado Pat Metheny. Son tambien ellos indicados para una terraza? Y, si me lo permites,... VIVA ESA TERRAZA!!!

    En todo caso he oido algunos artistas nuevos y otros referenciales cuya musica me parece indicada para escuchar en la antesala del infierno. Mirado asi creo que me inclino por las terrazas veraniegas aunque nunca pense que alguien compusiera pensando en ellas.

    Saludos Krapp,
    Jazzy (o como quieras, amigo)

    ResponderEliminar
  5. Bien sabes que lo de Dizzy es un lapsus con el nombre de otro ilustre blogero llamado de esa guisa y que también se dedica a estos temas.
    Lee mi comentario de nuevo y no te dejes llevar por tu emotividad mediterránea y tus ganas de pelea. Te darás cuenta de que no he hecho ningún juicio estético por mi parte ya que es un comentario perfectamente cool. Un comentario sin implicaciones, aséptico, libre.
    ¿He dicho que la música de terraza de verano sea mala?
    ¿He dicho que la música de Spyro Gira sea peor que la de Benson, Dalto, Matheny o Miles?
    Es muy loable que te hayas convertido en valiente paladín de eso que algunos llaman -y no seré yo- smooth jazz pero que tu entusiasmo no te confunda. Saca el garrote y dales caña a esos pillastres que piensan que el jazz es un arte eucarístico y secreto solo para iniciados en los más sutiles misterios musicológicos pero por favor no la emprendas con los aficionados que estamos ansiosos de extender sus lindes siempre que no sea a costa de prescindir de nuestras propias ideas en tan discutibles temas.
    Saludos Jazzy

    ResponderEliminar
  6. Hola Doc, brillante tu oratoria. Pero me temo que eso de que no has hecho juicios de valor con el comentario no cuela amigo. Decir que un determinado tema es "música para ascensor" o "música para una terraza veraniega" no es demasiado aséptico por mucho que te empeñes y por más que intentes que mi emotividad mediterraneo sea más alocada que tu torrencial talante atlántico. Desde luego no has dicho que la música de terraza sea mala, desde luego, a no ser que quieras tu convertirte en el paladín contra la música de terrazas. Lo que si has asegurado, supongo que desde tu pedestal estético, es que era ligera, suave, sin pretensiones... y musica para terraza de verano. Supongo que tampoco encontrarás juicios de valor en tan magna descripción pero desengáñate amigo, si los hay.

    Por otro lado no has dicho que la música de Spyro Gyra sea peor que la que comentas, efectivamente. Pero de nuevo te vuelve a traicionar tu memoria (y también tu pedestal estético). Para verificarlo solo debes leer tus comentarios en los posts que he publicado y que hacían referencia a los artistas que comentas, por no hablar de los mensajes que leo de ti con frecuencia en páginas de blogs amigos que compartimos. Comprobarás que tu discurso es bastante más respetuoso en el caso de otros que en este y sin duda tienes todo el derecho de pensar así.

    Para acabar decirte que no creo haber hecho nada más que discutir tu comentario, algo que creo que es el objetivo básico de un foro musical y que no debería parecer que la estoy, como dices, "emprendiendo contigo". Tu crees que Spyro Gyra es musica ligera, suave y sin pretensiones y a mi me parece jazz bien elaborado y con multiples aditivos, algo propio del fusion pero en ningún caso del smooth. Nunca pretendo que nadie renuncie a sus ideas y por consiguiente no me siento obligado a renunciar a las mias. Creo exactamente lo que he dicho y lo creo de forma meditada ya que a pesar de mi efervescencia latina la adolescencia me queda algo lejos maese Krapp.

    En cuanto a los pillastres que creen que el jazz es un arte eucarístico... en fin, hay que tener paciencia. Pero lo que me preocupa es que sean como los pijos de los años 80s. Seguro que los recuerdas amigo. Eran pijos de forma obvia pero si les preguntabas si lo eran te decían que NOOOO y ponían cara de no entender nada. Eso es más preocupante.

    Salidos Krapp y gracias por esta bonita polémica. Se que nunca nos pondremos de acuerdo ni con esto, ni con Miles, ni con Hiromi. Afortunadamente eso no debe ser nunca un problema.

    Saludos
    Jazzy

    ResponderEliminar
  7. Vaya, amigo Jazzy quedas invitado desde ahora mismo a subirte a mi pedestal para que observes el panorama desde la terraza. Tampoco es muy alto, no hace falta que uses el ascensor para llegar aquí. Seguro que entonces te darás cuenta de que desde esta atalaya atlántica cualquier cosa ligera, suave y sin pretensiones no es un desdoro para quien así es calificado sino una hermosa y envidiable virtud. Si a pesar de ello, esa calificación no fuera de tu agrado, estoy dispuesto a reconsiderar mi opinión y hasta me atrevería a decir en tu honor que la música de Spiro Gyra es pesada, áspera y pretenciosa.
    Lo que sea necesario en pos del bienestar general.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Vaya Krapp, tienes un pedestal con terraza!!! Que bueno eres con las palabras Doc!!! Me inclino ante vos.

    Desde luego que acudiré a la cita. Nunca me perdería una atalaya atlántica. A lo mejor desde allí puedo apreciar la calidez de Hiromi, descifrar el código oculto que nos ofrece Davis en In a Silent Esy y Bitches Brew y incluso me convenzo de que "música para terrazas veraniegas" es sinónimo de buena música. Pero lo que nunca haré es permitir que reconsideres una opinión. Eso si que resulta del todo imprescindible para el bien general. Innegociable!!!

    Decirte que hacía tiempo que no me "insultaban" (no te lo tomes literal, por favor) con tantísima delicadeza. Me has llegado a decir paladín del smooth... tu, un hombre bastante habitual por estos lares y que conoce como pocos el contenido del tejado. En fin, conozco tu retórica y se bien, si me permites la expresión, utlizando una frase tipicamente atlántica, "que no te estás de hostias".

    Saludos Krapp,
    Jazzy (por cierto, cual es el blog de Dizzy? Me suena pero no caigo y nunca hablé con él.)

    ResponderEliminar
  9. Hola Jazzy. Gran disco de los Spyro....y aguante el SMOOTH!!!! Nunca me gustaron las etiquetas, me dan sensacion de falta de libertad. Todo lo que suene bien a mis oidos y alma le dare la oportunidad de que pasen por mi vida.
    Dj Mark.

    ResponderEliminar
  10. Un placer verte de nuevo en el tejado Dj Mark,

    Yo también le considero un buen disco amigo además de un trabajo que me acompaña desde que apareciera en el mercado hace ya más de 30 añitos. Y no creo que esto sea smooth aunque tampoco me gustan las etiquetas. En todo caso, como siempre, hay buen y mal smooth y los que lo critican por definición se equivocan y además cometen el mismo error de siempre. O esa es la impresión que me dan aquellos que ponen en el mismo paquete a Spyro Gyra o Grover Washington Jr que a, por ejemplo, Kenny G. En fin, que le vamos a hacer.

    Saludos amigo
    Jazzy

    ResponderEliminar
  11. Asi es amigo, totalmente de acuerdo con tu comentario, agregaria que no todo el jazz es bueno y comete los mismos errores que otros estilos musicales. Pero lo escencial es lo que pueda trasmitir el musico (dejando de lado el virtuosismo) dandonos ese plus que nos hace sentir en un todo su obra. Y ese plus es dificil lograrlo y son pocos los elegidos que lo logran. Un saludo...Dj Mark.

    ResponderEliminar
  12. Efectivamente, muy, muy pocos. Y desgraciadamente algunos de llos muy criticados.

    Saludos
    Jazzy

    ResponderEliminar
  13. Error funesto es decir que hay que comprender la música para gozar de ella. La música no se hace, ni debe jamás hacerse para que se comprenda, sino para que se sienta. (Manuel de Falla)

    ResponderEliminar
  14. Pues si lo dice don Manuel no lo discutirá un pobre gato.

    Saludos DjMark
    Jazzy

    ResponderEliminar

Frecuentan nuestro tejado...

Rincones más visitados del tejado en el último mes...