viernes, 11 de marzo de 2011

"Manhattan Burn" (1987). Uno de los grandes trabajos de uno de los mejores: el saxofonista de Marianao, Paquito D'Rivera.




Paquito d’Rivera es una de esas maravillas que la vida tiene a bien regalarte muy de tanto en cuanto. Es, sin ningún tipo de duda uno de los mejores saxo alto y clarinetista que ha dado la música. Y cuando digo música me refiero a toda la música, no sólo al latin jazz por el cual es internacionalmente conocido. Porque D’Rivera se atreve con cualquier estilo musical, desde el jazz y todas sus derivaciones hasta la música barroca, pasando por la canción tradicional cubana, la bossanova, la música de cámara, la música funeraria,... de hecho confiesa abiertamente que de pequeño era incapaz de diferenciar entre la música clásica y el jazz. Como decía Tito, su padre, sólo hay dos tipos de música: la buena y la mala.



Paquito D'Rivera nace en Marianao (La Habana) el 4 de Junio de 1948, Hijo del saxofonista y director de orquesta cubano Tito Rivera, empezó a estudiar música con cinco años y a los siete ya era un niño prodigio que actuaba en público. A esa edad firmó un contrato con la célebre compañía fabricante de instrumentos musicales Selmer. En palabras del propio artista: “Mi padre fue un saxofonista retirado del ejército, quien importó de Francia la escuela clásica del Conservatorio de París. Estudiaba su instrumento 26 horas diarias, y contaba que yo me sentaba a su lado en una sillita con un saxofoncito plástico, a imitarlo.” (...) “A los 5 años de edad, como él tenía una pequeña oficina de importaciones musicales que traía, entre otras cosas, los instrumentos Selmer de París, me ordenó un saxofón chiquitico, me enseñó a tocarlo, y un año más tarde me presentó con el quinteto de saxos de la orquesta Cosmopolita en una fiesta de fin de curso de la escuela Emilia Azcárate, de mi barrio, Marianao.”


En 1958, con diez años, toca en el Teatro Nacional de La Habana con gran éxito. Si bien había aprendido a tocar el saxofón soprano, cuando conoció el saxo alto se inclinó por este tipo, que aprendió a tocar con ayuda de Tito. su padre y mentor. Con doce años comienza estudiar clarinete, composición y armonía. En 1965, con diecinueve años y ya considerado un virtuoso debuta con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba como solista en un concierto televisado a nivel nacional. Ese mismo año funda junto con el pianista Chucho Valdés la Orquesta Cubana de Música Moderna que dirigió durante algo más de dos años, compaginando esta actividad con su trabajo en la Orquesta Nacional y otras agrupaciones como la Banda del Ejército Cubano. Posteriormente funda junto con ocho músicos de la Orquesta de Música Moderna y otros tres artistas el grupo Irakere que fusiona el jazz, rock, música tradicional cubana y música clásica creando un estilo totalmente nuevo que causó sensación en los festivales de Newport y Montreux en 1978. Con este grupo recorrió Norteamérica y Europa y fue nominado para varios premios Grammys en 1979 y 1980, de los que ganó uno por el primer año en la categoría Best latin recording por su primer disco, homónimo de la banda. Este grupo hizo historia al convertirse en la primera banda cubana que firmó con una compañía norteamericana tras la victoria de Fidel Castro.

"De Irakere tengo los mejores recuerdos, fue una experiencia única. Sólo que no sabíamos que estábamos haciendo una cosa que iba a ser tan trascendental"

Who's Smoking, un tema de D'Rivera y Roditi. Desde el festival de jazz de Berna del año 1992.


Paquito confiesa abiertamente que una de las razones que les impulsó a la creación de Irakere fue la posibilidad real de hacer giras internacionales y con ello poder abandonar el enrarecido ambiente que se respiraba en Cuba gracias a la dictadura de Castro. A consecuencia de ello, en 1981, ya cansado de su situación en la grande de las Antillas, D'Rivera desertó durante una gira de Irakere por España solicitando asilo en la embajada norteamericana de Madrid, dejando a su mujer e hijos en la isla. Su madre Maura y su hermana Rosario habían dejado Cuba en 1968 y ya eran ciudadanas norteamericanas. Paquito fue ayudado por numerosas personas como Dizzy Gillespie, David Amram, Mario Bauza y Bruce Lundvall ( y no tanto por otras como Joan Manuel Serrat o Mercedes Sosa a los que pidió auxilio por carta antes de conseguir sacar a su mujer y su hijo de Cuba y de los que jamás obtuvo respuesta). Rápidamente se ganó el respeto de la comunidad de músicos de jazz. Su fama se consolidó con la publicación de sus dos primeros discos en solitario, “Paquito Blowin'” en junio de 1981 y “Mariel” en julio del siguiente año, así como por un artículo de la revista Time y por actuar en el programa de la cadena de televisión CBS “Sunday Morning”.

En
Estados Unidos colaboró con algunos músicos latinos de jazz como su paisano trompetista Arturo Sandoval, el excelente trompetista carioca emblema del jazz brasileño, Claudio Roditi, el extraordinario pianista argentino Jorge Dalto o otro gran pianista, el dominicano Michel Camilo y supo rescatar del ostracismo a su amigo y pianista, el cubano Bebo Valdés, padre de Chucho. Durante los años 80 colaboró con Gillespie, con el que fundó en 1988 la United Nations Orchestra, banda de quince miembros que podéis ver en en el siguiente video. Le acompañan el propio Gillespie y gente de la talla de Claudio Roditi (trompeta), Slide Hampton (trombón), Danilo Pérez (piano), John Lee (bajo), Airto Moreira (bateria) , Giovanni Hidalgo (percusión).... Con mucho esfuerzo quizás podríamos hacer una orquesta similar, pero esto resulta francamente difícil de mejorar. Interpretan el vals venezolano "Seresta" y la "Samba for Carmen" de Paquito.



D´Rivera ha colaborado con muchos otros grupos, como la Paquito D'Rivera Big Band, el Paquito D'Rivera Quintet ,ambos fundados por él mismo, con los que tocaba respectivamente jazz y música de cámara, sus dos grandes pasiones. Es, además, miembro fundador del Caribbean Jazz Project junto a Andy Narrell y Dave Samuels.

Ha trabajado con numerosos músicos de géneros diversos como el Ying Quartet, Turtle Island String Quartet, el violonchelista Mark Summer, el pianista Alon Yavnai, o Yo-Yo Ma. Es miembro del Alon Yavnai-Paquito D'Rivera Duet y del Jazz Chamber Trio. Entre los numerosos galardones y reconocimientos que ha recibido a lo largo de su carrera destacan siete Grammys en diversos años, un doctorado honoris causa en música por el Berklee College of Music y la medalla nacional de las artes de Estados Unidos. En la actualidad continúa actuando regularmente con las bandas fundadas por él y colaborando con orquestas de todo el mundo. Paquito vive en North Bergen en New Jersey, con su segunda mujer, la cantante Brenda Feliciano. Dirige cada año el Festival Internacional de Jazz del Tambo, en Uruguay.

"Mi sueño máximo es poder volver a tocar para mi gente en mi propio país sin ser considerado un ciudadano de segunda. Tocar para mis compatriotas, de todas las mentalidades y pensamientos políticos, sin que eso sea importante". Y añade: "Todavía tengo familia y amigos en Cuba. Además es mi tierra. Pero nunca más he regresado y nunca más regresaré”.

Paquito con el clarinete. Le vemos junto a la Dizzy Gillespie's Big Band. Junto a él, al piano, el panameño Danilo Pérez.


Hoy hemos querido compartir con vosotros uno de sus más grandes trabajos, nada más y nada menos que Manhattan Burn editado en el año 1987.

Manhattan Burn es una auténtica obra maestra que no tiene desperdicio. Armado con una impresionante banda que incluye a Claudio Roditi, Fareed Haque, Daniel Freiberg, John Hicks, Rufus Reid o Ignacio Berroa por solo citar a unos pocos, Paquito va desgranando, uno a uno, algunos de los mejores temas de su discografía. For Lenny, en homenaje a la brasileña Lenny Andrade o A lo Tristano, dedicada al pianista Lennie Tristano, van desfilando por tu pabellón auditivo sin que el disco te deje un momento para tomarte un respiro. Paquito, una composición de Chick Corea dedicada al saxofonista cubano es otra brillante muestra de un jazz libre, capaz de beber de todas las fuentes posibles. Y Paquito's Samba de Toledo; y Feelings of the Heart de Golson; y All the Thing you Are de Kern. En definitiva estás ante una colección de buena música con mayúsculas.

Si te gusta el jazz, la música de
Brasil y el latin este es tu disco, amigo. Aunque como todos los trabajos de gran calado no suelen entrar en la primera audición te recomendamos fervientemente que persistas. El resultado de ese pequeño esfuerzo será uno de aquellos discos que te van a acompañar durante el resto de tus días.

Esperamos que os guste.


Encontraréis link en comentarios. Click Read More.


TRACKS


1-Manhattan Burn
Frieberg

2-For Leny (Andrade)
Frieberg

3-Guataca City (To David Amram)
D'Rivera

4-Paquito
Corea
5-Paquito's Samba Toledo
6-Feelings of the Heart
Golson

7-Two Venezuelan Waltzes
Lauro

8-A Lo Tristano
D'Rivera

9-All the Things You Are
Hammerstein, Kern


CREDITS


Paquito d'Rivera
Arranger, Clarinet, Liner Notes, Producer, Sax (Alto)

Claudio Roditi
Trumpet
Fareed Haque Acoustic & Electric Guitar Ignacio Berroa Drums Sergio Brandão Bass , Cavaquinho, Zurna George Coleman Sax (Tenor) Richard Eddy Martinez Arranger, DX-7, Emulator, Prophet Synthesizer Sammy Figueroa Percussion Daniel Freiberg Arranger, Acoustic & Electric Keyboards John Hicks Piano Ciro Baptista Cuica, Pandeiro Paul M. Socolow, Daniel Ponce, Rufus Reid Bass Daniel Ponce Percussion




Jazzy




10 comentarios:

  1. El gran Paquito no defrauda nunca! Es de esa clase de músicos que le ponen sabor a nuestras vidas.
    Gracias por subirlo! Un abrazo desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Corazon Granate,

    Estoy de acuerdo en eso de que Paquito nunca defrauda. Uno de los músicos más geniales del jazz moderno.

    Saludos amigo,
    Jazzy

    ResponderEliminar
  3. Es una músico excelente que tuve la ocasión de oír en directo hace ya unos cuantos años. Como dices un todo terreno. El único pego derivado de lo anterior: quizás el falta un estilo más personal, más propio.

    ResponderEliminar
  4. Hola Doc,

    Solemos estar de acuerdo pero me temo que este no es el caso. Paquito tiene un estilo absolutamente inconfundible, tanto que cuando oyes su saxo o su clarinete ya sabes que es él aunque no conzcas el tema en cuestión. No se si has escuchado su discografía pero si oyes su primer trabajo americano, Blowin' (lo encontrarás por aquí) creo que estarás de acuerdo conmigo.

    Que un músico decida tocar varios palos no implica que no tenga estilo propio. Eso lo han hecho muchos de los grandes, uno de ellos tu adorado Miles Davis que pasó sin problemas del cool al bop y luego al fusion y al smooth, interpretando piezas del mismísimo Michael Jackson como Human Nature. No lo digo como criítica ya que podríamos decir lo mismo de mi adorado Wonder, de Benson, de Jarreau, de Dalto y de tantos y tantos músicos que decidieron tocar varios terrenos por propia convicción y `porque sus recursos técnicos se lo permitían.

    Bueno amigo, no siempre tenemos que estar de acuerdo.

    Saludos Krapp,
    Jazzy

    ResponderEliminar
  5. Sin ánimo de crear polémicas estoy de acuerdo con Jazzy (obviamente que no es por ser el comandante de este excelente blog!). Paquito tiene un estilo marcadamente propio, estupendo y fácilmente reconocible, tanto en su manera de tocar el saxo como el clarinete.
    Al margen, es llamativa la afinidad de gustos que tengo con el amigo Jazzy, en mi equipo juegan de titulares Wonder, Benson, Jarreau, Dalto, Vanelli y Djavan!

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  6. Hola Corazon Granate,

    Pues si que es sorprendente nuestra afinidad, amigo. Esos dos nombres que yo no había mencionado y tu si (Vannelli, Djavan) también forman parte de mi equipo titular. Podríamos añadir a unos cuantos como Joyce, O'Connell, Fambrough, D'Rivera, Roditi, Meurkens, Elias, Barbieri, Jobim, Klemmer... a todos ellos les encontrarás por aqui, amigo, en muchas y variadas ocasiones.

    Y si te sirve mi corazón es también grana pero con algunas rallas azules, es decir, soy del Barça.

    Saludos amigo y disculpa mi frivolidad futbolística en un foro dedicado al jazz...

    Jazzy

    ResponderEliminar
  7. Hay una cosa en la que nos parecemos más allá de nuestros gustos musicales:nos gusta la polémica. Y eso es bueno, más en un blog donde los autores deben interactuar con los comentaristas para enriquecer a ambas partes. Apertura de miras que es lo fundamental para no caer en la cerrazón. En el terreno musical hay demasiados clichés y demasiado exhibicionismo. Hay gente que por ejemplo usa la música de jazz como forma de manifestar su esnobismo y su gusto superior, lejos de de la vulgaridad que manifiesta el resto de la población. Afortunadamenete ni tú ni yo pecamos por ese lado. A ti te gusta gente que para otros es música comercial -el caso de Benson y Vanelli- y a mi me gusta gente como Michael Jackson y ese maravilloso Human Nature que me parece un himno grandioso de los 80 gracias también a esas maravillosas versiones de Miles e casi todos sus últimos directos rodeado por toda su cantera de músicos. Sí su cantera, Miles Davis es el gran catalizador de la música de jazz desde la muerte de Charlie Parker y todos los que vinieron después o han bebido de su música o han tocado directamente con él. Miles no cambiaba de estilo, él era el creador de esos estilos que nombras, y cuando evolucionaba hacía evolucionar a todos los demás.
    Me reafirmo en lo dicho Paquito es un músico excelente, con discos formidables como el que citas, pero no ha llegado a marcar una época como otros creadores del jazz o de la la música latina.
    Saludos Jazzy

    ResponderEliminar
  8. Gracias Doc,

    Estoy de acuerdo en que a ambos nos gusta la polémica Doc pero en este caso creo que hay un punto de mi mensaje que no has entendido bien. A mi también me gusta una parte de la discografía de Jackson, especialmente Off the Wall y Thriller, un disco que si ha sido denostado por la crítica en infinidad de ocasiones es tan solo por la envidia que genera sus multimillonarias ventas en los músicos frustrados (lease críticos). Creo que Jackson es el gran rey del pop y las Madonnas o Lady Gagas son tan solo sucedanios hechos con un enorme mal gusto. Pero cuando Davis tocaba ese tema estaba copiando a Jackson y no al revés, como hizo con Evans, Zawinul o Miller por citar solo a tres. Miles Davis, en mi opinión, era un catalizador de talento ajeno (vampiro se le llamó en los 80s) y eso no es decir poco.

    Con respecto a Paquito me temo que discutir es una solemne tontería (en el sentido de que no nos vamos a poner de acuerdo). Para ti ha marcado una época gente como Davis que llevaba activo desde los 50. Paquito comenzó su trayectoria casi 30 años más tarde, en parte por culpa de la cerrazón mental de la dictadura cubana, y creo que se ha de esperar para ver en perspectiva si su obra marcará o no marcará época. También hay que analizar sus discos, todos ellos, más de 30 y entonces decidir. No se si lo has hecho pero te aseguro que NADIE toca como él y creo que es algo que te corroboraría cualquier saxofonista. En cualquier caso para gustos los colores pero te lanzo una observación: Paquito, junto con Dalto, Sandoval, Valdés, Berroa, Ruiz, Cachao, Patato, Gillespie, Tjader,... son algunos de los músicos que más han hecho avanzar al jazz latino. Creo que a eso se le llama marcar época amigo.

    Saludos Krapp
    Jazzy

    ResponderEliminar
  9. Este disco me ha encantado en la primera escucha y presiento que va a ser uno de esos discos que voy a memorizar hasta todos los solos de tanto escucharlo.....solo una pregunta ¿quien toca la guitarra?.Saludos,Pepejazzy.

    ResponderEliminar
  10. Hola pepejazzy,

    Me alegro de que te haya gustado tan rapidamente. Te aseguro que temas como For Lenny, Paquito, Paquito's Samba o A lo Tristano, me han acompañado media vida. Y espero que siganhaciéndolo en la otra media...

    Saludos amigo,
    Jazzy

    ResponderEliminar

Frecuentan nuestro tejado...

Rincones más visitados del tejado en el último mes...