jueves, 16 de diciembre de 2010

Videos Memorables: Cambalache (1934) de Enrique Sánchez Discépolo, interpretada por Joan Manel Serrat.





Cambalache es un tango argentino, compuesto por Enrique Santos Discépolo en 1934 para la película El alma del bandoneón, estrenada en 1935. El tango fue interpretado por Ernesto Famá con el acompañamiento de la orquesta de Francisco Lomuto. La canción fue originalmente compuesta durante la Década Infame, un período histórico comprendido entre el 6 de septiembre de 1930, fecha del golpe de estado cívico-militar que derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen, y el 4 de junio de 1943 con el golpe de estado militar que hizo lo propio con el también presidente Ramón Castillo. El tema carga, con un lenguaje divertido pero contundente, contra la ausencia de moralidad que se instauró en esa época y que describe con fidelidad el proceso de caída que nos ha permitido llegar a la situación que estamos afrontando 75 años después, no sólo en Argentina sino también en el resto del mundo.

Desde el momento en que fuera compuesta, Cambalache ha sido prohibida, una vez tras otra, en todos y cada uno de los golpes de estado que se produjeron en tierra argentina. Además se vio afectada por una resolución del ministro de educación Gustavo Martínez Zuviría, quien prohibió los voseos y el lunfardo en los tangos. Dicha medida fue derogada por Juan Domingo Perón, luego de una entrevista con el propio Discépolo.

Casi 50 años después de que fuera compuesta el cantautor catalán
Joan Manuel Serrat la escogió para su repertorio y la interpretó durante varios de los conciertos de su gira del año 1983. Precisamente de uno de ellos extraemos estas imágenes. El tema quedó plasmado en su disco En directo (1984).



Los que sois habituales sabeis que el tango no es el género musical que tocamos con más frecuencia pero creemos que además de la brillante actuación de Serrat y sus músicos, esta pieza concreta describe de forma fidedigna e incluso simpática la absoluta carencia de valores de la que a veces, muchas veces, hacemos gala esta especia tan extraña a la que los biólogos denominan Homo Sapiens pero que Discépolo prefiere describir como "chorros", "maquiavelos", "estafaos", "contentos" o "amargaos".

Lee la letra y decide quien tiene razón. Nosotros, en principio, encajamos mejor con la idea de Discépolo.

Cambalache

Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé... / En el quinientos seis y en el dos mil también! / Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos, contentos y amargaos, valores y dublé... /Pero que el siglo veinte es un despliegue de maldá insolente, ya no hay quien lo niegue / Vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos...

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor / Ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador / Todo es igual / Nada es mejor / Lo mismo un burro que un gran profesor / No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao / Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición / da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos, caradura o polizón...

Qué falta de respeto, qué atropello a la razón / Cualquiera es un señor / Cualquiera es un ladrón / Mezclao con Stavisky va Don Bosco y "La Mignón", Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín.../ Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remaches ves llorar la Biblia contra un calefón...

Siglo veinte, cambalache problemático y febril / El que no llora no mama y el que no afana es un gil / Dale nomás / Dale que va! / Que allá en el horno nos vamo a encontrar / No pienses más, sentate a un lao, que a nadie importa si naciste honrao / Es lo mismo el que labura noche y día como un buey, que el que vive de los otros, que el que mata, que el que cura o está fuera de la ley...




Jazzy

2 comentarios:

  1. Es un tema sublime y déjame que te recomiende la versión de un cantante legendario, el polaco Goyeneche que tuvo una serie de dúos inmortales con el gran Astor Piazzola como esta versión que te pongo:
    http://www.youtube.com/watch?v=AhXnoiaLFc0
    Era la guerra de Las Malvinas en plena dictadura militar y erse trataba de un concierto multitudinario en Buenos Aires donde Goyeneche cantó el tema algo edulcorado -no habla de los que viven de las minas es decir los proxenetas y usa en su lugar un ambiguo de los otros- y con cierto contenido patriótico, cita a la Thatcher, pero aún así el tema no pierde su fuerza y frescura.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Doc,

    Como siempre un comentario que enriquece la entrada. Bonita versión la de Goyeneche y Piazzola. A pesar de haber suavizado la letra su estilo comunica exactamente lo que certifica el contenido del tema original, una de las descripcciones más acertadas de la ausencia de moralidad que siempre desprende esta especia tan confusa de la que formamos parte.

    Saludos
    Jazzy

    ResponderEliminar

Frecuentan nuestro tejado...

Rincones más visitados del tejado en el último mes...