viernes, 23 de julio de 2010

"Do It Yourself" (1979) de Ian Dury & The Blockheads. 10 años sin Dury.










El pasado 27 de marzo se cumplió el 10º aniversario desde la muerte del músico y actor inglés Ian Dury. Dury es, probablemente, uno de los cantantes y compositores más atípicos de los últimos 40 años y también uno de los más maltratados por la crítica. Sirva esto como minúsculo homenaje a un artista que se hizo a si mismo consiguiendo convertirse en la perfecta encarnación del sueño americano. Eso si, en versión punk.


Ian Robins Dury nació el 12 de mayo de 1942 en la localidad de Upminster, Essex.
En su niñez sufrió la polio, hecho que condicionó enormemente su aspecto físico. Después de terminar en el instituto, estudió arte y mientras daba clases de pintura decidió que dejaba el pincel, por lo menos profesionalmente, para inten
tar buscarse un hueco en el mundo de la música. Así a comienzos de los años 70 participó en varios proyectos punk-rock, entre ellos Kilburn and The High Roads, con quienes se curtió actuando en vivo en pequeños locales. El grupo llegó a grabar en la discográfica Dawn un LP denominado “Handsome” (1975), producido por Cris Thomas y Hugh Murphy. Gran parte de las composiciones "Handsome" estaban escritas por la pareja formada por Ian Dury y Russell Hardy.

En 1975 los
High Roads se separaron y Dury comenzó a grabar con Stiff Records en plena explosión punk en el Reino Unido. Su primer álbum como Ian Dury fue “New Boots and Panties!” (1977), un disco ecléctico y simpático (la ironía de Dury es realmente admirable) que se convirtió en un gran éxito en Inglaterra gracias a temas como “Sweet Gene Vincent” o “Wake Up And Make Love To Me”, cortes escritos por Dury junto a habitual colaborador en la composición y ex componente también de Chaz Jankel,Kilburn and The High Roads. Fuera del LP (en reediciones posteriores se añadirían a los discos como bonus tracks) y en formato de single, Dury editó singles como “What a Waste” (número 5 en Inglaterra), el mítico y bailable tema “Sex and drugs and rock’n’roll”, “Hit Me With Your Rhythm Stick”, canción que llegó al número 1 en Gran Bretaña, o “Reasons To Be Cheerful (Part 3)", un tema que ya entra en terrenos ajenos al rock y más cercanos al funk de los 70s. No es extraño ya que Dury siempre fue un gran aficionado al jazz y sus derivados aunque su voz condicionó el estilo de sus bandas. Y es que la voz de Ian era más propia de un cantante de rock duro y además su aspecto sintonizaba a la perfección con el nuevo movimiento punk que estaba reportando a las discográficas grandes beneficios.

Directo de Ian Dury and the Blockheads interpretando Hit Me With Your Rhythm Stick. En el videoclip original del tema todos vestían de rigurosa etiqueta, un detalle más de la incontenible ironía que destilaba la banda de Dury y Jankel.




Dos años después de
“New boots and panties!” llegaría “Do it yourself” (1979), el segundo disco grande de Dury y que ya acreditaba en portada a su banda de compañamiento, The Blockheads, compuesta en principio por Jankel, el bajista Norman Watt-Roy, el batería Charlie Charles, el teclista Mick Gallagher y el guitarra John Turnbull. Más tarde se unió al grupo el saxofonista Davey Payne (muy conocido por su sólo a dos saxos en "Hit Me With Your Rhythm Stick"). El álbum, en nuestra opinión el mejor de su carrera, mostraba tendencias funk e incluía piezas como “Inbetweenies”, “Don’t Ask Me” o “Waiting for your Taxi” que llegaron a ser muy populares en la época.

Tras este trabajo y antes de ponerse a grabar el siguiente se produjo una baja que sería trascendental para el futuro del grupo.
Jankel decidió intentarlo en solitario. Su sustituto fue Wilko Johnson, el guitarrista de los Dr. Feelgood.

Después de
“Laughter” (1980), disco que contenía el single “Superman’s Big Sister”, Ian Dury terminó con sus grabaciones en Stiff y también con lo mejor de su carrera musical. Fichó por Polydor y sin los Blockheads grabó “Lord Upminster” (1981), disco poco meritorio producido por Robbie Shakespeare y Sly Dunbar que incluía temas como “Spasticus Autisticus” o “The Body Song”. El mal recibimiento de este trabajo calmó sus ansias musicales y tardaría tres años tardó en retornar a las tiendas de discos. Durante ese período volcó su talento principalmente en el mundo de la interpretación.

Cuatro años más tarde, en 1984, apareció en el mercado
“4000 Weeks Holiday” (1984) pero tampoco consiguió recuperar al Dury de sus primeras grabaciones. A partir de entonces decidió volcarse en la interpretación apareciendo en diversas producciones como “Piratas” (1986), “Rocinante” (1987), “Corazones de fuego” (1987) o “El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” (1989). También dedicó su tiempo a componer música para cine y televisión.

Video original de Reasons to be Cheerful (part 3). Funky al puro estilo Dury.


Con “The Bus Driver’s Prayer & Other Stories” (1992) volvió al mundo de la música en la década de los 90. Poco después de la aparición de este disco se le confirmó el padecimiento de una grave enfermedad, un cáncer de colon, hecho que no le impidió seguir participando en el cine, interviniendo en títulos como “El juez Dredd” (1995) o “El Cuervo: Ciudad de ángeles” (1996).

En 1998 se reunió de nuevo con lo
Blockheads para grabar su último LP, “Mr. Love Pants” (1998). Dos años después, el 27 de marzo del año 2000, Ian Dury fallecía a la pronta edad de 57 años. La música perdía a un hombre atípico, que supo construirse una imagen de éxito a pesar de sus carencias físicas y que fue capaz de aplicar su enorme creatividad en campos tan diferentes como la música, la pintora o el cine.

Desde esta web fundamentalmente dedicada al
jazz y sus derivados hemos querido hacer un pequeño homenaje al que creémos que fue uno de los artistas más infravalorados de todos los tiempos. Dury adquirió una enorme popularidad en los años 70s pero su estilo, su voz y su puesta en escena consiguieron convencer a los críticos y al público de que su música era de escasa calidad algo que no compartimos en absoluto y que queremos certificar con la publicación del que en nuestra opinión es su mejor trabajo, Do It Yorself (1979), un extraordinario larga duración con temas tan interesantes como Inbetweenies, Quiet, This Is What We Find y, especialmente, Dance of the Screamers, uno de las canciones más salvajemente funkys que un servidor ha tenido la oportunidad de escuchar jamás.

Dance of the Screamers.


Descanse en paz Ian Robins Dury.

Esperamos que os guste. Link en comentarios.

TRACKS

1-Inbetweenies Dury, Jankel
2-Quiet Dury, Jankel
3-Don't Ask Me Dury, Jankel
4-Sink My Boats Dury, Jankel
5-Waiting for Your Taxi Dury, Jankel
6-This Is What We Find Dury, Gallagher
7-Uneasy Sunny Day Hoysy Totsy Dury, Turnbull
8-Mischief Dury, Jankel
9-Dance of the Screamers Dury, Jankel
10-Lullaby for Francies Dury, Jankel

CREDITS

Ian Dury Vocals, Composer
Chaz Jankel Guitar, Drums, Keyboards, Composer, Musical Director
Geoff Castle Moog Bass Charlie Charles Drums Mick Gallagher Keyboards
Davey Payne Saxophone Edward "Ted" Speight Guitar John Turnbull Guitar Norman Watt-Roy Bass Ian Horne, Chris Warwick Sounds


Jazzy

1 comentario:

  1. Me sorprendiste con tu onda new wawe al son de este genialmente loco Dury ,por aqui se lo conocio recien gracias "Sex & Drugs & Rock & Roll " es lo que recuerdo por esos años jajaja
    Mucho no se conseguia hasta la aparicion del cd y en una feria de discos pude conseguir y muy barato (digamos casi regalado )"Reasons To Be Cheerful" un grandes exitos de Ian y la verdad no tiene desperdicio ,como este buen disco que traistes hoy .
    Sinceramente el post se me habia pasado Jazzy ,te lo agradesco que me lo hayas refrescado
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Frecuentan nuestro tejado...

Rincones más visitados del tejado en el último mes...